REVISIÓN PREVENTIVA ANUAL

 

Según el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) (Real Decreto 1027-2007), en el que se indica la obligatoriedad de realizar una revisión y limpieza de su caldera, al menos una vez al año, siendo responsable el propietario o usuario, que estas se realicen con independencia de la garantía legal. El incumplimiento de esta revisión, puede hacer responsable al usuario o propietario de los daños originados a terceros.

Esto repercutirá en una mayor seguridad para Vd y los suyos, menor consumo de energía evitando emisiones contaminantes, mayor fiabilidad alargando la vida útil de su caldera y a la vez reduciendo la probabilidad de averías. Todas estas ventajas las proporciona un adecuado mantenimiento preventivo y el más indicado para realizarlo es el Servicio Técnico Oficial del fabricante.

Le ofrecemos desde el Servicio Técnico Oficial WOLF, la posibilidad de solicitar un contrato de mantenimiento anual, que le cubrirá la revisión anual de su caldera WOLF además de la mano de obra en averías, el desplazamiento y otras ventajas.

¿Qué hacemos en una revisión?

Cita previa: le llamamos con anterioridad y así sabrá a qué hora va a llegar el técnico y no perderá su valioso tiempo esperando.

Seguridad y tranquilidad: en la revisión anual revisaremos en profundidad todos los elementos de seguridad de su equipo.

Limpieza de quemadores o elementos de fundición.

Limpieza del cuerpo aleteado.

Verificación y puesta a punto de los mecanismos de regulación.

Verificación y puesta a punto de los mecanismos de control.

Verificación y puesto a punto de los mecanismos de seguridad.

Verificación y regulación de presiones en gas.

Verificación y regulación de presiones en agua.

Verificación del funcionamiento de la bomba circulatoria.

Ajuste y adecuación de parámetros digitales.

Comprobación de la salida de gases.

Comprobación de pérdidas de combustible de la caldera y en depósito en zonas visibles.

Análisis de los productos de la combustión y CO ambiente.